Fotawa enamorados de Barcelona, celebra Sant Jordi

Ha llegado Sant Jordi, una de las fiestas más populares de la cultura catalana.

Los elementos centrales de la celebración son la cultura y el amor –representados con el libro y la rosa– y en Barcelona el punto de encuentro principal está situado en la Rambla, que se llena con paradas de libreros y floristas.

La fiesta de Sant Jordi se celebra en todo el país el 23 de abril, día en que se murió el caballero Jordi. El santo, que restaba bajo las órdenes del emperador Dioclecià, se negó a seguir la orden de perseguir los cristianos, por lo cual fue martirizado y decapitado. Muy pronto lo empezaron a venerar como mártir y enseguida aparecieron historias fantásticas ligadas a su figura.

El culto a Sant Jordi se extendió plenamente en todo el territorio de los “Països Catalans”. Y desde el año 1456 es el patrón oficial de Cataluña.

Es al final del XIX, con el movimiento político y cultural de la Renaixença, cuando se instauró Sant Jordi como la fiesta patriótica, cívica y cultural más celebrada en Barcelona y en Cataluña.

 

Orígenes de Sant Jordi 

En el siglo XV ya se hacía en Barcelona una feria de rosas con motivo de Sant Jordi. Acudían sobre todo novios, prometidos y matrimonios jóvenes, y de aquí la costumbre de regalar una rosa.

Por otro lado, el origen de la fiesta asociada al libro lo situamos en los años veinte del siglo pasado, cuando el escritor valenciano Vicent Clavel y Andrés, director de la editorial Cervantes, propuso en la Cámara Oficial del Libro de Barcelona y al Gremio de Editores y Libreros de hacer una fiesta para promover el libro en Cataluña. La fecha elegida fue el 7 de octubre de 1927.

El 1929, durante la Exposición Internacional de Barcelona, los libreros decidieron organizarse y salir a la calle a montar “paradetes” para presentar novedades y fomentar la lectura. La iniciativa tuvo tanto de éxito que se decidió de cambiar la fecha y establecer como Día del Libro el 23 de abril, fecha que coincide con la muerte de dos grandes autores de la historia de la literatura: Cervantes y Shakespeare.

 

Y… su famoso Pan de Sant Jordi.

El pan de Sant Jordi es un pan de fiestas muy típico en Barcelona que tiene forma de pan de “pagès” y su particularidad es que està elaborado con queso  y con sobrasada, de forma que al cortar las rebanadas, estas quedan con el dibujo de las cuatro barras de la bandera catalana.

El día de Sant Jordi es muy típico encontrarlo en muchas de las panaderías de Cataluña

Así que, os animamos a que salgáis a la calle a disfrutar de este bonito y entrañable día… y que probéis un trocito de este delicioso pan, que aunque esté más cargado en calorías… ¡un día es un día!

Puedes seguir leyendo: 

Los beneficios de los Carbohidratos https://bit.ly/2OZo30T

¿Te gusta el aguacate? Aquí te dejamos 3 recetas fáciles y deliciosas https://bit.ly/2M6aChD

Snacks para afrontar un día de deporte https://bit.ly/2D3wwfT