Maneras saludables para el metabolismo activo

Es probable que hayas escuchado que tu tasa metabólica, o la cantidad de calorías que quemas diariamente, disminuye a medida que envejeces. Pero la buena noticia es que hay mucho que puedes hacer para darle un gran impulso a tu lento metabolismo.

Nunca es demasiado tarde para comenzar a hacer cambios que pueden tener un gran impacto positivo en tu metabolismo. Para comenzar a tomar los pasos correctos, desde Fotawa te damos algunos consejos:

1. DESAYUNA.

El desayuno recargará tu cuerpo de la noche de sueño y configurará todos tus sistemas para que funcionen correctamente durante todo el día. Si esperas para desayunar hasta media mañana, cuando ya estás hambriento, es una señal de que su metabolismo se ha ralentizado. Cuando tienes hambre, tu cuerpo deja de quemar calorías, y esa es una señal de que tu metabolismo se ha ralentizado. Para mantener el ritmo, convierte tu comida de la mañana en una prioridad, y no te olvides de comer a intervalos regulares durante todo el día, también.

2. HAZ DEPORTE

Ya sabes que el ejercicio juega un papel clave para aumentar tu metabolismo. Muévete: sal a pasear, correr o practica algún deporte

El deporte, te ayudará a desarrollar músculo, por lo tanto, ayuda a mejorar la tasa metabólica y aumenta tu potencial para quemar grasa. Además, la construcción muscular tiene el beneficio adicional de mantener tu metabolismo acelerado incluso cuando no se estás ejercitando. Para que te hagas una idea, cada medio kg de músculo consume alrededor de seis calorías por día, mientras que cada medio kg de grasa quema solo dos calorías diarias”.

3. BEBE ABUNDANTE AGUA.

Mantenerte bien hidratado te ayuda a mejorar tu metabolismo.Todas sus células necesitan agua para operar. De hecho, un estudio de la Universidad de Utah encontró que si estás deshidratado, puedes quemar hasta 2% menos calorías. Ese estudio también encontró que aquellos que bebían de ocho a 12 vasos de 225 ml de agua al día tenían una tasa metabólica más alta que aquellos que solo bebían cuatro vasos.

4. COME LO SUFICIENTE

Cuando no comes lo suficiente, piensas que tu cuerpo simplemente quemará tu exceso, pero de hecho hace lo contrario. Tu metabolismo reduce la velocidad y realmente comienza a descomponer el metabolismo, impulsando los músculos para obtener energía.

5. MEDITAR.

Está demostrando el papel innegable de la meditación en la optimización de nuestra salud en general, que incluye nuestro metabolismo, dice Tiffany Cruikshank LAc, una acupunturista, profesora de yoga y autora de Meditate Your Weight.

A medida que envejecemos, nuestra carga de estrés se vuelve más compleja con complicaciones que pueden ralentizar nuestro metabolismo. La meditación es una gran manera de combatir gran parte de este estrés y se ha demostrado que tiene un impacto enormemente positivo en todo, desde nuestro metabolismo y hábitos alimenticios hasta la optimización de la función cognitiva y la salud cardíaca.