Comó no llegar tarde a la ofi después de esperar la cuenta

Ir a restaurantes en tiempos de oficina, es complicado. Hoy Fotawa te dirá, cómo no llegar tarde a la ofi después de esperar la cuenta. Lee esta buena historia y comenta

Admítelo. ¿Ya te ha pasado verdad? Sales a las 13:00 de trabajar, pensando en las delícias que tendrán en el restaurante de la esquina de tu ofi. Llegas y está el camarero de siempre, súper simpático y alegre. Te acompaña a la mesa, te comenta los platos del día y te pregunta por la bebida. Optas por un agua y pides una ensalada de primero y un arroz caldoso para terminar. 

Te apunta el pedido, te sirve el agua y unos minutos después te trae el primer plato. Mientras tanto, analizas todos los puntos importantes para discutir en la reunión departamental que tendrás en un rato.

Miras a tu alrededor y ves que el restaurante se empieza a llenar. El camarero, ya un poco nervioso con estrés del trabajo, te retira el plato y te trae un poco más de pan. 

Pocos minutos después, te trae el principal, ese plato que te encanta y que llevas esperando toda la semana. Lo disfrutas, sus sabores, sus olores… Te pierdes en el tiempo. 

Miras al reloj y la reunión se acerca. Viene y recoge tu plato. Te pregunta si quieres postre, pero tu decides moderarte y le pides directamente la cuenta.

Pasan 10 minutos. Te trae la cuenta y sigue con otros clientes. Le señalas para que traiga el TPV. Te mira y mientras tanto está ocupado en una de las mesas con clientes que no le paran de preguntar una cosa detrás de otra.

Sigue pasando el tiempo ¡te tienes que ir! Empiezas a sudar, deseando salir sin pagar. Por fin, casi 20 min después viene, te cobra y te pide perdón por la tardanza y sales corriendo.

Llegas a la sala de reuniones y te encuentras a todos los jefes de departamento, ya empezando con la reunión y tu… sudado, estresado y olvidando todos los puntos que tenías pensado hablar.

En fin… ¿Lo mejor para evitar todo esto? 

Programar tus compromisos importantes siempre unos 10/15min antes. Así, si surgen imprevistos, siempre tienes un poco de margen. En este caso, puedes adelantarte y pedir la cuenta un poco antes de terminar tu plato.

O… Nosotros te podemos ofrecer la solución. Puedes pedir directamente de Fotawa a tu oficina y estar seguro de que cuando tu quieras la tendrás en tu mesa.

¿Qué tipo de comida? Saludable y deliciosa 😉

No, no te engañamos… ¡Comer bien es así de fácil! Y si no te lo crees, sólo hay una manera de que lo sepas: ¡Pruébanos!

 

Seguir leyendo

Sé productivo y disfruta de tu tiempo https://bit.ly/2qvzMZZ 

Superalimentos de Moda  https://bit.ly/2kgY9Y7